Con un aumento en el índice S&P 500 que va a estar entorno del 17% para el año 2017, se cierra uno de los mejores años para el mercado accionario en las últimas décadas.
Aún para las notables cifras del mercado norteamericano, el desempeño en el resto del mundo fue aún mejor, con un crecimiento en los índices accionarios globales superior al 20% durante el año que termina.